Cargando...

3 recetas para aplicar hierbas a tus platos

Cómo llevar lo mejor de tu huerta de aromáticas a la cocina.

Si sos de las que tienen una huerta en la casa, entonces éstas recetas son ideales para que sorprendas a tu familia o amigos. Si por el contrario, no contás con un espacio para plantar hierbas y frutas y verduras, armate la listita de los ingredientes que vas a necesitar y, también, sumáte a estas propuestas que te vamos a dar a continuación.

Son tres recetas en las que las hierbas marcan la diferencia en el sabor de los ingredientes. ¡Manos a la obra!

Ensalada de zanahoria, garbanzos, almendras y hierbas

Para el aderezo: 1 cucharadita de semillas de comino, 1 cucharadita de semillas de coriandro, 1/3 taza de aceite de oliva, 2-3 cucharadas de jugo de limón fresco, 1 cucharada de menta y eneldo frescos, picados y sal a gusto.

Para la ensalada: 2 zanahorias grandes, 2 tazas de garbanzos cocidos (colados y enjuagados si son de lata), 6 mitades de damascos secos, fileteados, 4 higos negros secos, fileteados, ¼ a 1/3 taza de almendras fileteadas, tostadas, menta y eneldo fresco, cortado con la mano groseramente o entero.

¿Cómo se hace?

En una sartén antiadherente sobre fuego bajo, calentar por 1 o 2 minutos las semillas de comino y coriandro, hasta que empiece a largar olor a tostado. Pasar a un mortero o molinillo (puede ser el de café) y moler grueso. Reservar. En un recipiente con tapa (puede ser los los frasquitos del yogur de vidrio) poner el resto de los ingredientes del aderezo, agregar las semillas, tapar y mezclar bien agitando. Guardar en la heladera mientras se prepara la ensalada. Luego pelar las zanahorias y cortar cintas a lo largo con el pelapapas. Dejar que vayan cayendo en el plato. Agregar garbanzos, un par de cucharadas del aderezo y mover apenas para mezclar. Desparramar frutas secas y almendras por encima. Terminar con las hierbas y el resto del aderezo.

Ensalada de arroz y almendras con salsa verde

Para la salsa verde: 1 bandeja rúcula, 1 cebolla de verdeo mediana, 1 puñado de perejil fresco, 1 puñado de albahaca fresca, 4-5 aceitunas verdes, 2 cucharadas de mayonesa, sal, pimienta negra, y aceite de oliva. Colocar todos los ingredientes en la minipymer o procesadora.

Para la ensalada de arroz: 2 tazas arroz basmati, 1 cucharadita de cúrcuma, 1 puñado de semillas de girasol y sésamo, 1 puñado grande de almendras fileteadas y tostadas, cebolla de verdeo picada, perejil y albahaca picados, sal en escamas y pimienta negra, aceite de oliva.

¿Cómo se hace?

Cocinar el arroz con sal y la cúrcuma en el agua. Queda amarillo y rico. Poner el arroz frío en un bowl y mezclar con un poco de salsa verde. Servir en bowl con hierbas picadas, almendras y semillas por arriba. Terminar con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta.

Panna cotta con menta y frutillas

Ingredientes: 1 cucharadita de gelatina sin sabor, 3 cucharadas de agua fría, 310cc (1 ¼ tazas) de crema, 190cc (¾ taza) de leche entera, 100g (½ taza) de azúcar rubia o común, ½ taza hojas de menta frescas, 250g de frutillas (yo usé congeladas), 2 cucharadas de azúcar rubia, menta fresca para decorar.

¿Cómo se hace?

Preparar un bowl grande con un poco de agua con hielo y reservar. Poner el agua fría en una tacita, y agregar por encima la gelatina, en forma de lluvia. Dejar que hidrate sola, no revolver. Va a espesar. Mientras tanto, poner la crema, la leche, la miel y las hojas de menta en una cacerola mediana, sobre fuego medio. Revolver hasta que casi empiece a hervir. Sacar del fuego y dejar reposar durante 5 minutos. Agregar la gelatina. Revolver bien hasta que se disuelva por completo. Luego, tamizar sobre un bowl, un poco más chico que el que tiene hielo. Poner el bowl con la panna cotta adentro del que tiene hielo y revolver cada tanto hasta que enfríe. Pero no dejar que se solidifique la gelatina. Tener listos 4 vasos o moldes de vidrio o cerámica (de ½ taza de capacidad aprox.). Con cuidado, verter la crema espesa y llevar a la heladera hasta que solidifique del todo. Mientras, disponer las frutillas en una cacerolita con el azúcar a fuego bajo. Cocinar hasta que se derrita el azúcar y empiece a ablandarse la fruta, unos 4 o 5 minutos. Sacar del fuego y agregar un poco de menta picada. Por último, agregar un poco de frutilla por encima de cada panna cotta, y servir con hojitas de menta. ¡Listo para disfrutar!

Fuente: http://www.revistaohlala.com