Cargando...

Por qué debes pasar más tiempo al aire libre

Te damos tres razones de peso para que salgas de casa y disfrutes planificando más actividades al aire libre.

El contacto con la naturaleza influye en el estado de ánimo, en la creatividad y en la percepción que uno tiene de las cosas. Si quieres notar los efectos en tu mente y en tu cuerpo, recuerda estas razones para disfrutar de una mayor cantidad de tiempo al aire libre:

1. Un paseo por la calle o en un parque estimula la creatividad. Aunque se trata de un paseo corto, los expertos aseguran que puede mejorar la función del cerebro y la concentración mental. Caminar al aire libre no solo supone incrementar la actividad física, también promueve el libre flujo de ideas, según un estudio de la Universidad de Stanford. Otro estudio de la Universidad de Kansas demostró que después de un día de trabajo frente la computadora y para salir de un momento de fatiga mental lo mejor es salir a dar un paseo al aire libre.

2. Salir de los espacios cerrados cada cierto tiempo mejora el humor y el estado de ánimo. Las personas que se deprimen en los meses más fríos del año o con condiciones meteorológicas adversas y padecen trastornos afectivos estacionales saben que el invierno no es su mejor época. La depresión sube entre un 10% y un 20% en esta época. Sin embargo, algunos estudios sugieren que en realidad la menor exposición solar es lo que podría estar detrás de muchos repuntes de depresión, con lo cual la situación podría mejorar si se aumentarán las horas de exposición a la luz natural con paseos al aire libre, de ser posible, en contacto con la naturaleza.

3. Más sol, más vitamina D. Además de estas dos razones de peso, es importante destacar que exponerse a la luz natural le da oportunidad al cuerpo de sintetizar vitamina D, un nutriente que protege contra los infartos, la osteoporosis y algunos tipos de cáncer. Recuerda que la alimentación puede ser uno de tus grandes aliados en este sentido, pues la vitamina D se puede obtener a través del consumo de alimentos como el salmón y el queso.

Fuente: http://www.mujerhoy.com